ACADEMIA

ACADEMIA

jueves, 18 de febrero de 2010

DISOLUCIÓN ESTRUCTURALISTA DEL SUJETO

¿Qué se gana con sustituir el sujeto individual por el estructural? ¿Qué sería sin los sujetos individuales, cómo podría narrar algo lo impersonal, lo suprapersonal? En el fondo, ¿no es esta la vieja polémica de los universales, a pesar de todo tan medievalizante y arcaica? Por otra parte, ¿por qué presentar al humanismo como un narcisismo emborrachado del propio aroma y desatento a las mediaciones científicas[...]? Por lo demás, ¿qué le pasaría a lo deconstruido cuando sus deconstructores no puedan reivindicar su denostada dignidad? ¿Acaso el poderío desplegado por una subjetividad exacerbada se borra con la relegación del poder necesario,ése que le es consustancial al ser? ¿Y no se forjaría otro poderío, aplastante, suprapersonal, cuando el único sujeto operante en la historia fuese el de la lógica de las ciencias?

Si lo que la modernidad pretende con sus discursos antihumanistas es rechazar el hiperhumanismo narcisista, el camino, en todo caso, no es el de lanzarse por la senda del estructuralismo impersonalista: Porque hasta para tomar esa determinación conceptual parece que es preciso el hombre. (Carlos Díaz. Nihilismo y Estética, Ed. Cincel,Madrid, 1987).

BRING YOUR OWN BOMBS
video

No hay comentarios: